dijous, de febrer 09, 2006

Érase una vez...

Érase una vez una tierra llamada Cataluña. Raro sitio, lleno de gente insolidaria, tacaña, y que, por más inri, hablaban una cosa rara. Raros, estúpidos y extravagantes eran al tener una vírgen, a la que adoraban, de color negro y una de la mayores aficiones de la región era hacer torres humanas hasta coronarlas y dejarse caer desde arriba de cabeza. Como tal raro sitio que era, también era raro en ésa tierra poder expresarse en castellano, la lengua vehicular de todos los españoles, imponiéndose en un 100 por 100 un dialecto del español llamado catalán. Sabido es que hace unos mil años del latín nacieron algunas lenguas nobles como el francés, el italiano, el portugués y también el castellano, del cual procede eso que llaman catalán. Era impropio, inusual, inédito ir por alguna región catalana y oír una sola palabra en otra lengua que no fuese el catalán. Era lógico no oír el castellano pues uno, si lo hablaba, podía hasta ser penado con multas que podían llevarle indefinidamente a la cárcel. Los años y los siglos pasaron y los catalanes seguían tan raros, como siempre, con sus costumbres autoritarias y sus leyes. No cabe la menor duda que, por ejemplo, uno de los momentos en los que el catalán obtuvo su época de oro, hasta llegar a nivel internacional, fue entre 1940 y 1975 aproximadamente. En el siglo XXI todo seguía igual en Cataluña, incluso peor. Negociaban una cosa llamada estátut para seguir quitando dinero al resto del país al cual, más que les pese, seguían perteneciendo. Difícil seguía, por no llamarlo imposible, hablar una sola palabra en español en todo el territorio catalán. En los cines sólo se proyectaban películas en catalán, sólo se podía escuchar la radio y ver la tele en catalán, en las universidades toda la enseñanza era en catalán, en las tiendas sólo podías comprar en catalán, pedir en un restaurante o bar sólo era aceptado si se hacía en catalán y hasta la policía, llamados mozuelos o algo por el estilo, hablaba sólo en catalán. Raros, mezquinos, insolidarios y torpes esos catalanes. ¡Qué injustícia más grande marginar de esa manera durante tantos siglos la lengua madre que no es otra que el español!

7 Comments:

At 11:18 p. m., Anonymous Elisabet said...

Visca Catalunya lliure i ben catalana! muaks

 
At 5:37 p. m., Blogger núria said...

BONÍSSIM

però per cert, una cosa... tu vas néixer UN 5 d'octubre de 1976?? quants n'hi van haver aquell any?... és que a partir del 85 (quan jo vaig néixer) només n'hi ha un cada any.... ;) apa, fins aviat!

 
At 6:21 p. m., Blogger Oriol Rodríguez said...

Ostres no conec ningú que hagi nascut el mateix dia que jo del mateix any. I dels altres 5 d'octubre en conec sí...jeje..

 
At 11:17 a. m., Anonymous mazarbul said...

He leido la entrada pero no se si tiene un tono irónico o no. ¿Es así?. (una cosa, no hablo catalán).

 
At 11:21 a. m., Blogger Oriol Rodríguez said...

Evidentemente es así. Si una lengua ha sido perseguida, marginada y obviada en Catalunya alguna vez, ha sido precisamente el catalán. No el castellano, como quiere hacerlo ver algun partido político.

Salut!

 
At 3:10 p. m., Anonymous little weis said...

http://jordimarinblog.blogspot.com/

 
At 4:19 p. m., Anonymous mazarbul said...

Siendo honestos Oriol, ¿crees que el catalán está amenazado? y ¿el castellano? ¿Crees que puede haber hispanoparlantes que puedan sinceramente sentirse arrinconados si no dominan otra lengua?. ¿Crees que pueden haber una coexistencia de ambas lenguas sin problema?
Saludos

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones